Guille:

¡Hola! Bienvenidos a Actualidad Sostenible, el podcast de sostenibilidad de DoGood. Con vosotros, como siempre, Guillermo Cernuda y me acompaña hoy Marta Benayas para hablar de la sostenibilidad y todo lo que la rodea.

 

Marta:

Hola Guille. El episodio de hoy va a tocar un tema del que se habla poco todavía entre los interlocutores no especializados, pero irá cogiendo fuerza poco a poco hacia los demás. Estamos hablando de la taxonomía europea, y por supuesto también de las finanzas y la inversión sostenible.

 

Para compartir con vosotros las novedades más interesantes nos acompaña hoy Ana Álvarez Grullón, directora Senior de Sostenibilidad y Finanzas Sostenibles en EY España.

 

Guille:

Ana Bienvenida, ¿Cómo estás?

 

Ana:

¡Hola chicos! estoy muy bien y encantada de estar aquí con vosotros.

 

Guille:

Ana es un libro abierto. Cuenta con una trayectoria mixta en el sector privado y organizaciones internacionales. Es experta en el desarrollo de estrategias de sostenibilidad, finanzas sostenibles y relación con grupos de interés para instituciones de diversos sectores en España y en muchos otros países europeos y americanos. En 2018 se incorporó a EY, donde actualmente ejerce como directora senior de sostenibilidad y finanzas sostenibles. Hemos querido que nos acompañara hoy para que escuchaseis de primera mano qué hay que saber para decir que estamos al día en finanzas e inversión sostenible.

 

Marta:

Pues con esa presentación poco más puedo añadir. ¡Comenzamos!

 

Marta:

Hoy en día todas las empresas dicen ser sostenibles, declaran preocuparse por el medio ambiente y los desafíos sociales, y se preocupan por cumplir con las obligaciones en esta materia, pero, Ana, ¿Cuál es el verdadero contexto de la sostenibilidad en materia de finanzas?

 

Ana:

Yo creo que, para poder poner ese contexto claro, es importante irnos un poco en el tiempo y comenzar a ver como desde hace unos cinco años, comienza a ver una proliferación de regulación en materia de sostenibilidad, especialmente en Europa, y en otros continentes, pero en Europa la comisión europea de manera especial comienza y da unos pasos hacia lo que es la transición, es decir, hacia un continente más sostenible y para ello desarrolla una serie de instrumentos, que luego comentaremos pero que comienzan a dar los primeros cimientos hacia lo que es la redirección del capital hacia actividades que son sostenibles, sostenibles en ese contexto de medioambiente, sostenibles socialmente y sostenibles digamos desde el punto de vista de gobierno corporativo y gestión ética.

Es decir que nos encontramos ante una amalgama de actores, no solamente regulatorios, sino también dentro del propio espacio privado, las organizaciones, que están impulsando ese contexto y hoy día con lo que nos encontramos es con un tsunami regulatorio, porque cada día sale una nueva regulación y lo que las empresas se preguntan: cómo van hacer frente a todas estas nuevas disposiciones, como van a poder llegar al nivel que me exige la regulación, los inversores, los accionistas y otros grupos de interés, como por ejemplo: consumidores y empleados. Entonces ese es el contexto actual, es un poco complejo, pero vamos a intentar desgranarlos un poquito en esta sesión.

 

Guille:

Fenomenal, me ha gustado mucho la expresión tsunami regulatorio, creo que da muy buena imagen de lo que está viniendo.

 

Está la Unión Europea entonces trabajando desde hace cinco años decías ¿Por dónde van a ir los tiros con la regulación?

 

Ana:

Sí, digamos que, el objetivo principal es esa dirección de capital hacia actividades sostenibles, ese es el gran objetivo qué, además, se centró mucho aquel plan en 2018 para el crecimiento sostenible de Europa, que marco esas líneas de objetivos, luego viene también el pacto verde europeo a reforzar estos objetivos ambiciosos de neutralidad del carbono para el continente, con una reducción de mas del 55% de las emisiones de carbono, pero dentro de estos grandes compromisos, tenemos otros que son quizás más concretos, donde entran los siguientes instrumentos:

Comenzamos por la taxonomía europea, la taxonomía europea no es más que una clasificación de las actividades. Vamos a ver cuáles son aquellas actividades dentro del espacio europeo que contribuyen a uno de los seis pilares que tiene esta taxonomía. Estos seis pilares se enfocan en: cambio climático (dentro de sus aspectos de mitigación y adaptación), protección de la biodiversidad, promoción de la economía circular y así, es como se pretende a través de esta gran clasificación de las actividades que, en primer lugar: el inversor pueda redirigir ese capital. En segundo lugar, que la entidad financiera  o los grandes financiadores puedan también alocar capital dentro de estas actividades y el fin de que todos nosotros podamos  identificar a las actividades que son sostenibles.

 

Esto por la parte de taxonomía europea, que quizás es uno de los más relevantes, pero luego también tenemos otras iniciativas que están actualmente discutiéndose en el seno de la UE, algunos aprobados y otros aún por decidir, como pueden ser un nuevo marco para los bonos verdes, como obtengo yo esa financiación a través de un marco que sea comparable en todo el espacio europeo.

 

Otras cuestiones que son más de reporting, de divulgación cómo cuento a estos grupos de interés como es lo que estoy haciendo también están sobre la mesa, en España en 2018 se aprobó la ley de información no financiera, ahora nos encontramos en un momento en donde esta directiva se está revisando y exigirá nuevos requisitos. Nuevos requisitos se alinean mucho con estos nuevos planes de finanzas sostenibles, es decir, viene a ser un vehículo que aglutinara la respuesta de todas las empresas a esos grandes requerimientos de la regulación.

 

Guille:

Vale, es decir que tenemos un montón de ramificaciones nuevas en la regulación. ¿Y si el oyente que nos esta escuchando es un inversor, te quedarías con alguna como el mayor cambio de rumbo?

 

Ana:

Sí, yo creo que, para un inversor, la taxonomía es muy importante porque claramente le dará muchísima más visibilidad sobre las actividades que desarrolla una empresa que empiezan a ser sostenibles, tendrá, además que ver muy bien esos reporting que hacen las empresas grandes, pero sobre todo las que se introducen en este nuevo mundo, que son las más pequeñas.
Esto lo que hará es que comparablemente podamos tomar una empresa en España, una empresa en Francia, una empresa en Italia del mismo sector con unos atributos más o menos parecidos, pero que podamos ver y diferenciar cuál es su capacidad de gestión sostenible, cuál es su impacto y que toda esa información pueda ser tratada en la decisión de inversión, eso, por un lado.

 

Luego también el inversor en si mismo a los fondos, por ejemplo, de inversión, tienen que ser conscientes de que el reglamento de divulgación o de reporting que les aplica a ellos mismos, es decir, como tienen unos principios y unas políticas de inversión responsable que se alinea con todos estos instrumentos regulatorios y que además ofrece información clara sobre sus productos, sobre la inversión que están realizando, y pongo un ejemplo: Si tenemos un inversor que tiene un fondo que dice ser sostenible, claramente tendrá que dar muchísima información respecto a como esta compuesto este fondo, porque se considera sostenible y encima como se hace la gestión de los principales riesgos que pueda haber en esa inversión. Entonces yo creo que tanto las empresas que son potenciales invertidas como los inversores, tienen muchas obligaciones en este contexto, es un gran ecosistema porque las obligaciones de una impactan en el otro. Yo siempre llamo aquí la mesa tripartida donde tenemos a los financiadores, a los inversores y a las empresas y van reportándose entre sí y bueno, al final el objetivo es la homogenización y la alineación de expectativas, que todos vayamos hacia el mismo punto.

 

Marta:

Y mientras conseguimos esa homogeneralización, hay empresas que no se quedan de brazos cruzados y buscan referencias e incluso estándares voluntarios. ¿Ana qué es lo que se está haciendo en estos momentos?

 

Ana:

Estándares voluntarios, yo creo que, si hablamos o si los enfocamos desde el punto de vista de reporting de divulgación, tenemos muchos y que tienen ya muchos años con nosotros.

Los famosos GRI es un gran estándar que continúa utilizándose en la mayoría de las empresas, pero además, hay otros que han tomado más fuerza, por ejemplo SASB, que ayuda también a diseñar un marco de materialidad, materialidad (lo que importa al sector, a la empresa y a sus grupos de interés) y a partir de ahí, reportar de cierta manera, pero pongo especial foco en un marco que me parece muy relevante que la mayoría de las empresas pioneras están ya adaptándose y trabajando con él, que es el PFC enfocado especialmente en cambio climático. Si veis la mayoría de las regulaciones, un 70% está dirigida a cambio climático, esto es uno de los objetivos prioritarios, entonces se ha creado este marco de divulgación que ayuda a las empresas a entender como reportar desde el punto de vista de la gestión de los tiesgos climáticos, de las métricas y esos grandes objetivos de reducción que vienen.

Otras iniciativas se han creado paralelamente, uno muy similar a los FDDS para, por ejemplo, capital natural y cuidado de la biodiversidad. Cada sector debo también decir, también tiene marcos importantes, por eso es bueno para ver que iniciativas sectoriales se están realizando.

 

Marta:

Claro, con lo que comentas, ya no se si tiene mucho sentido esta pregunta, pero, una empresa-tipo a nivel de requerimientos, ¿Qué debería tener en cuenta para aclararse? para saber cuál debe ser su guía y además si se sientan el director financiero y el director de sostenibilidad en este contexto, ¿De qué hablarían?

 

Ana:

Los directores financieros yo creo que no están muy felices con todos estos cambios porque al final es muchísimo más trabajo. Partimos de un concepto fiable, la sostenibilidad no reside en el departamento de sostenibilidad como equipo de comunicación, como quizás en años anteriores que veníamos viendo, es un concepto que cuando este nuevo objetivo de creación de valor a largo plazo, se traslada a lo largo y ancho de la organización, desde el consejo de la administración, desde el máximo órgano  de gobierno bajando por todo lo que es el management y permeando en cada uno de los departamentos, porque la sostenibilidad, así como la entendemos es amplísima y toca cada uno de ellos, toca a recursos humanos en temas sociales de cuidado de personal, de políticas y diversidad, toca también al de operaciones, al que tiene más esa gestión del día a día para ver cómo se hacen más eficientes y así  sucesivamente.

Ahora con el director financiero también hay una conversación muy interesante que tiene que ver con los modelos de impacto, es decir, la sostenibilidad ya no es solo gestión de riesgos, es también una busca de oportunidades y ver como dentro de este marco que tenemos ahora podemos aprovechar oportunidades, entonces, es importante modelizar dentro de nuestras cuentas financieras, como impacta la sostenibilidad, cuales son las principales vías e incluso  cambio climático, me voy a algo muchísimo más específico, como me va afectar el cambio climático y estas nuevas políticas que se están ofertando.
Por ejemplo, si soy una empresa del sector del turístico y tengo hoteles en zonas costeras y estamos hablando de que el nivel del mar crece y que habrá inundaciones ¿Esto que implica en mis perdidas, en mis resultados? Hay una conversación muy importante que tiene que ver con métricas de impacto, como mido lo positivo, pero también, como mido lo negativo.

 

Guille:

Con esta conversación que darían el director financiero y el director de sostenibilidad, estaríamos hablando de un horizonte inmediato, es decir ¿Cuál es, después de escuchar este podcast, cualquier oyente, que seria lo siguiente por donde tirar, estaríamos hablando de estas métricas, que es lo más urgente quizás o lo más relevante entonces que habría que abordar una empresa en materia de financiación y de inversión sostenible?

 

Ana:

Vamos a ponernos en tres escenarios: un corto, un medio y un largo plazo.

 

Veamos que, en el corto plazo, una empresa que empieza a trabajar o que quiere incluso avanzar en excelencia en modelos de sostenibilidad o ESG, debería empezar por ver el GAP, el GAP con estas regulaciones, como estoy respecto a cada una de las cuestiones de sostenibilidad en el sentido más amplio posible y no solo en medio ambiente, y digo esto porque a veces decimos sostenibilidad y creemos que es solo medio ambiente, pero hay muchísimos elementos que son importantes, entonces un GAP, vamos a ver que nos falta para llegar ahí. Vamos también a realizar un análisis de materialidad, identificando cuales son los elementos prioritarios de gestión en la empresa y a partir de ahí vamos a desarrollar una estrategia y un plan de acción que nos ayude a tener una hoja de ruta muy clara para cada uno de esos departamentos.

A partir de ahí, yo creo que eso sienta las bases, construyendo un marco de actuación a través de unas políticas y unas iniciativas concretas y nos lleva a un medio plazo, medio plazo quizás son dos años, o quizás un año pero pensemos que en los próximos dos años tendremos que tener muy claro como nuestros sistemas de control de riesgos, nuestros propios mecanismos de gestión de ciertas cuestiones van a responder a estos desafíos que nos presenta la sostenibilidad.

Hablamos aquí del desarrollo de sistemas, de seguimiento, de la información no financiera o de la información de sostenibilidad. ¿Cómo incluyo dentro de mis mapas de riesgos, aquellos que pertenecen al ámbito no financiero? ¿Como a demás voy a estructurar un modelo de financiación sostenible que me permita disponer de recursos, acceder a capital e incluso responder a mis inversores?

Y a un largo plazo, claramente, aquí el objetivo es cimentar lo ya construido, es trabajar por ejemplo si tenemos programas de engagement con proveedores, pues como vamos a seguir ampliando. Si estamos calculando la huella de carbono en su alcance uno, dos y tres pues bueno, como podemos eficientizar la búsqueda de esa información que es tan importante para fijar objetivos de reducción. Es decir, es un camino que debe empezar ya, es decir, es inminente lo que viene, pero que debe ir dándose paso a paso con una hoja de ruta muy clara de hacia dónde debemos ir para protegernos de riesgos, para responder a inversores, para acceder a capital e incluso para tener a nuestros empleados contentos y a nuestros consumidores contentos.

 

Marta:

Y después de que hayas compartido con nosotros estos tres escenarios, en base a tu experiencia ¿Dónde dirías tú que está la mayor parte de las empresas?

 

Ana:

Yo creo que, en España hemos visto un avance hacia la madurez en sostenibilidad muy muy bueno en los últimos 3 años, hay muchísimo más foco y además aquellas empresas que todavía no se habían metido en este tren, lo están haciendo, están creando política, están creando sus propios planes, están incluso estirando los recursos directores de sostenibilidad para que coordinen toda esta labor. Es decir, yo estoy viendo un gran avance, claramente queda muchísimo por hacer y tenemos unos sectores que están muchísimo más avanzados que otros y además que con la obligación de reporting a empresas por ejemplo de más de 250 empleados, se abre un nuevo mundo, se abre el mundo de la sostenibilidad también para las pequeñas y las medianas empresas, incluso los emprendedores ya están pensando en la sostenibilidad para desarrollar sus modelos de emprendimiento.

Pero aún queda mucho por hacer, hay todavía que trabajarlo y trabajarlo lamentablemente en un contexto que no está muy claro porque al final la regulación todavía está trabajando, esta todavía habiendo una discusión respecto hacia donde vamos, pues bueno, no todo está muy claro. Pero bueno, los primeros pasos claramente hay que darlos.

 

Marta:

Pues tremendo el repaso que hemos dado hoy a un tema del que sin duda es complicado estar al día. La legislación está cambiando constantemente y por eso figuras como la de Ana, son necesarias.

Así que le agradecemos a nuestra invitada, Ana, que haya querido dedicar un huequecito de su día para acompañarnos en este episodio.

 

Ana:

Muchísimas gracias a vosotros y bueno, espero veros en una próxima ocasión.

 

Guille:

Desde luego, ha sido un placer contar con tu expertise hoy y con esto nos despedimos por hoy. Os esperamos en el próximo episodio de Actualidad Sostenible.

 

¡Hasta pronto!