Guille:

¡Hola! Y bienvenidos una vez más a Actualidad Sostenible. Un día más contamos con Marta y Natalia para indagar en nuevo tema, esta vez trataremos los grupos de interés y el análisis de materialidad, pero antes, bienvenidas chicas.

 

Marta:

¡Hola Guille! Muchas gracias. Saludos a todos los que nos siguen.

 

Natalia:

¡Hola chicos! ¿Qué tal?

 

Guille:

Muy bien, contentos de contar hoy con Teresa Justo, experta en sostenibilidad en SACYR. Bienvenida y gracias por tu colaboración Teresa.

 

Teresa:

Muchas gracias, encantada de estar aquí con vosotros.

 

Marta:

Bueno, nos gustaría como siempre introducir primero la trayectoria de Teresa, a ver si no nos dejamos nada. Teresa estudió Ingeniería Química y se especializó en Gestión Ambiental en la EOI (La Escuela de Organización Industrial). Ha trabajado en torno a la sostenibilidad en Gas Natural Fenosa, en EY y actualmente forma parte de la dirección general de estrategia, innovación y sostenibilidad de SACYR, además de ser docente de sostenibilidad y medio ambiente en la EOI.

 

Guille:

Pues sin más dilación, yo creo que podemos ir empezando ¡Comenzamos!

 

Marta:

Si nos seguís desde los inicios del podcast, sabréis que la involucración de los empleados en la estrategia de sostenibilidad es una de nuestras prioridades, y el análisis de materialidad puede ser el canal por el que entender cómo y por qué. Pero a pesar de ser el título del programa a muchos este concepto les parecerá de otro planeta, así que Teresa, ¿podrías explicarnos brevemente qué es un análisis de materialidad?

 

Teresa:

El análisis de materialidad es un proceso que nos permite identificar los temas más relevantes para una organización y para que el oyente nos entienda mejor, cuando hablo de temas, me refiero al cambio climático, derechos humanos, seguridad y salud y es importante decir que este análisis se realiza desde dos enfoques, el enfoque interno, es que pedimos opinión a miembros de la organización y luego tenemos el enfoque externo, que vamos a pedir opinión para la priorización de los temas a grupos de interés externos como serían clientes, proveedores, organismos públicos. Al final, el resultado de este análisis se representa en una matriz, que se llama, matriz de materialidad. Si representamos en el eje X la relevancia que le damos a los temas desde la compañía y en el eje Y la relevancia de los temas según los grupos de interés externos, tendremos en la parte superior derecha de la matriz todos los temas que van a ser prioritarios en ese momento para la organización.

 

Natalia:

Podríamos decir que el análisis de materialidad es algo fundamental para que una empresa desempeñe bien sus funciones y sus actividades. Si hablamos con una empresa que se mete en este fregao por primera vez, ¿qué errores crees que podrían cometer al plantear el primer análisis?

 

Teresa:

Yo creo que, el principal error sería tener sólo en cuenta la opinión de la compañía, quizás preguntarles a los responsables de sostenibilidad, a la alta dirección que está muy bien, pero, no nos podemos olvidar de contar con la opinión externa, lo ideal aquí, sería, utilizar entrevistas o al menos lanzar encuestas a una muestra representativa de nuestros colectivos, clientes, proveedores, empleados y que bueno, empleados, aunque es también interno, también se suele hacer este tipo de procesos. Yo creo que la idea es que sea un proceso con amplia participación, que es lo que va a hacer el ejercicio lo más objetivo posible.

 

Guille:

En los últimos dos años hemos visto el mundo cambiar drásticamente, y junto con ello las necesidades y las preocupaciones de la sociedad, ¿Se ha visto este cambio reflejado en el análisis de materialidad?

 

Teresa:

Sí, yo creo que que sí, sobre todo las grandes empresas que están más familiarizadas con este tipo de ejercicio, si que se ha visto que han realizado un esfuerzo para actualizar sus análisis teniendo en cuenta que la pandemia del COVID en 2019 ha transformado por completo la sociedad y bueno, por tanto los negocios, entonces, si que se ha visto que el tema de seguridad y salud se ha movido hacia puestos superiores en la mayoría de las matrices de materialidad cuando estas se han actualizado claro.

 

Marta:

Parece Teresa, que los expertos ya empiezan a tener en cuenta este cambio que nos explicas, hablan de que este año será el año de la ‘S’, de lo social. Pero ¿qué principios básicos deberían considerar las empresas para atender correctamente los intereses de sus grupos de interés en lo que a responsabilidad social se refiere?

 

Teresa:

Bueno, es cierto que la parte social cada vez está cogiendo más peso, pero yo creo si queremos mejorar el engagement con nuestros grupos de interés, lo podemos hacer de varias formas. Digamos que anteriormente el enfoque era reactivo, que al final pues se llevaba a cabo únicamente alguna acción en respuesta algún tipo de impacto sobre la organización que tuviese que ver con presiones externas, pero, yo creo que en la actualidad, cualquier tema ESG debe tratarse desde un enfoque proactivo, ósea la mejor forma de compromiso es planificar acciones que se integren también dentro de la estrategia de la compañía, no esperar a que suceda algo para ello, porque así vamos a minimizar posibles riesgos y adelantarnos a demandas. Yo aquí, quizás lo resumirían en dos ámbitos. Por un lado, identificar cuáles son las necesidades y expectativas de nuestros grupos de interés y luego establecer una comunicación que sea eficaz con ellos, que sea bidireccional, no solo nosotros damos información, sino que también necesitamos información de ellos y por supuesto continua en el tiempo, no puede ser una vez al año, tenemos que estar siempre en contacto con ellos para que nos digan cuáles son sus demandas.

 

Marta:

Esa comunicación bidireccional de la que hablas, que ahora nos parece esencial, me quiero imaginar que hace un tiempo era como impensable, pero las nuevas tecnologías, el nuevo contexto, creo que lo hacen posible y aquí me gustaría preguntarte ¿qué beneficios tendría para una organización el trabajar, el entablar relaciones solidas con sus grupos de interés?

 

Teresa:

Pues bueno, aquí tenemos múltiples beneficios, quizás el primero de todos y ya como de sentido común es que al final nos van ayudar a superar las situaciones complejas, porque, teniendo información de nuestros grupos de interés, podremos llegar a soluciones a las que posiblemente una empresa por si solo no tuviese acceso, entonces esto ya es un punto muy importante, luego, lo que se habla muchísimo de la reputación, al final, la percepción que tengan nuestros grupos de interés sobre nuestra organización es fundamental para que podamos proyectar una imagen de confianza y coherencia entre lo que decimos y lo que hacemos. Luego, otro tema que me parece bastante importante es que podamos mejorar nuestra capacidad de influencia, si colaboramos con nuestros grupos de interés, quizás hasta tengamos la oportunidad de poder participar en algunas de las tomas decisiones que tengan que ver con sostenibilidad, de nuestros agentes, por ejemplo, tener un mayor acceso a organismos, a regulación, por ejemplo, que podamos incrementar nuestras probabilidades de que nuestras inquietudes se tengan en cuanta a la hora de formular estándares o cuando hablamos de establecer un marco común de actuación sobre diversos temas, pues que tengamos una influencia sobre ello, y por último, al final yo creo que este tema impulsa la innovación en las empresas, porque si nosotros tenemos en cuenta las necesidades y expectativas de nuestros grupos de interés, vamos a poder innovar en nuestros productos, en nuestros servicios, esto va más allá de la sostenibilidad, pero que se pueden identificar e incluso nuevas oportunidades de negocio.

 

Marta:

Sí, porque tendrías un feedback de primera mano, ya no solo en el sentido de la sostenibilidad, sino en general en información relevante para tu producto y para tu mercado.

 

Teresa:

Eso es.

 

Guille:

Y profundizando en esta cuestión de los grupos de interés y centrándonos un poco en los empleados, quienes al final forman parte de estos grupos. ¿Cómo crees que podemos enganchar a los empleados en la cultura sostenible desde este análisis de materialidad?

 

Teresa:

Pues, yo creo que esta pregunta es muy interesante, porque ahora es tendencia hablar de lo importante que es crear una cultura empresarial, donde los empleados se sientan parte de la organización. Pues bueno, que mejor manera para implicarlos en este tipo de procesos, porque al final los empleados tienen mucho conocimiento y al final la potestad para opinar acerca del impacto que tiene su empresa sobre el entorno. Bueno, aunque quizás no sea una práctica hoy en día muy habitual, implicar a los empleados en el análisis de materialidad, yo creo que es fundamental que los escuchemos, ya que son un grupo de interés que ejerce una gran influencia.

 

Natalia:

Hemos aludido mucho al poder de la influencia de las personas en las empresas, ya sean clientes o empleados y también al poder de las empresas de influenciar a organismos y a reguladores que pueden marcar el camino hacia la responsabilidad social y la sostenibilidad.

Así que, como última pregunta, queríamos indagar un poco en ¿Cómo ves tu o como se está utilizando este poder de influencia de las empresas para impulsar la sostenibilidad? Y también, ¿Qué tipo de canales existen que se pueden aprovechar para impulsar este cambio tan necesario?

 

Teresa:

En este caso, yo si que considero que haya empresas como DoGood que si que tiene claro el propósito que va más allá del beneficio económico, pero creo que todavía hay mucho camino por recorrer cuando hablamos de la mayoría de las organizaciones. Al final, desde mi punto de vista lo que hoy en día está impulsando la sostenibilidad son las políticas públicas como por ejemplo el pacto verde europeo, la taxonomía ambiental, otros prescriptores que puedan resultar claves para establecer marcos comunes de actuación y por supuesto lo que llevamos hablando todo el rato sobre las demandas de los grupos de interés donde cada día ejercen una mayor presión para impulsar el desarrollo sostenible. Pero bueno, en esta línea, lo que, sí que es cierto, es que las empresas han entendido que no hay futuro sin sostenibilidad. Yo creo que, al final todos hemos comprendido que para mejorar la resiliencia de una organización se debe de contar con una estrategia de sostenibilidad robusta, unas políticas de RSC que sostengan esta estrategia y un análisis de materialidad que alimente todo ello.
Si que es cierto que esto se ha entendido en el mercado y canales de influencia, pues, todos los que hemos visto ya y al final que siga habiendo cada vez más regulación, más requisitos obligatorios, pero también marcos de actuación comunes más voluntarios pero que cada vez son tendencia y por lo tanto se utilizan, pues bueno, al final, al final, yo creo que estoy convencida de que todos aquellos que lleguen a esta senda, que es la senda de la sostenibilidad pues van a ser los líderes futuros.

 

Marta:

Teresa, este episodio va llegando a su fin, así que me gustaría cerrar con algunas de las ideas que has ido lanzando a lo largo del programa. Nos ha gustado mucho aterrizar en aquellas personas que no han realizado nunca el análisis de materialidad, que cuestiones deben tener en cuenta cuando lo ponen en marcha por primera vez, ese análisis interno y externo, la importancia de involucrar a toda su gente en esas preguntas y en ese acercamiento a las temáticas que deberían tartar, que importante es mantener una relación nutrida con los grupos de interés para tener una aproximación muy cercana a lo que ellos demandan y también un feedback muy constante sobre otras cuestiones que tienen que ver con sostenibilidad o no. Muy interesante también conocer ese punto de vista con respecto a los cambios que ha tenido lugar en los últimos tiempos desde el COVID en la sociedad y en como pensamos todos respecto a las marcas y las empresas que nos rodean y nos quedamos con una frase, y es que las empresas como bien dices han entendido que no hay futuro sin sostenibilidad, así que me parece un cierre perfecto para este programa, te agradecemos enormemente que hayas estado con nosotros hoy y nada, está es tu casa para que vuelvas y podamos hablar en el futuro sobre otras cuestiones que estamos seguros que puedes aportar.

 

Teresa:

Muchísimas gracias Marta, encantada de compartir este ratito con vosotros.

 

Guille:

Muchas gracias, ha sido un programa muy interesante y gracias a todos los que nos escucháis, nos vemos en la próxima.

¡Hasta luego!