En los últimos años, el perfil de lxs presidentxs, directorxs, delegadxs, consejerxs y otros cargos de alto mando de las empresas, ha ido cambiando. Pasando de tener un posicionamiento propio limitado en temas sociales, culturales y políticos, y de ser figuras con una baja exposición pública a ser líderes empresariales que expresan su opinión e influyen en temas como la diversidad, la igualdad, la sostenibilidad, entre otros. Tanto en nombre personal como en el de su empresa. Son los también conocidos como CEO activistas.

La aparición del CEO-activismo

La aparición de este concepto surge hace aproximadamente cinco años, cuando lxs investigadorxs y articulistas de Harvard Business School, Mike Toffel y Aaron Catterji, comenzaron a analizar el impacto que tiene la movilización de distintos ejecutivxs ante temas sociales, tanto en la sociedad como en la política que no están directamente relacionadas con los intereses de la empresa.

En su artículo Do CEO activists make a difference?, Toffel y Catterji recogen sucesos concretos donde el posicionamiento de los máximxs ejecutivxs marcaron una diferencia.

En la actualidad, este concepto se ha materializado en múltiples líderes y empresas. Teniendo en cuenta que la sociedad cada vez más, reclama un mayor posicionamiento de los líderes empresariales ante las grandes situaciones sociales, políticas y culturales.

¿El CEO-activismo beneficia la reputación de mi empresa?

El posicionamiento de los CEOs conlleva una compensación positiva en términos de reputación a largo plazo. Según el informe realizado por Weber Shandwick, CEO Activism: Inside Comms & Marketing, el 67% de los profesionales del marketing en Estados Unidos, Reino Unido y China considera que el CEO-activismo tiene un impacto positivo en la reputación de la empresa y 7 de cada 10 creen que esa influencia se mantiene a largo plazo.

Todo esto demuestra que el pronunciamiento público de los líderes empresariales ante los temas de actualidad puede reforzar la reputación de la empresa a largo plazo y, por ello, los departamentos de comunicación y marketing están incorporando el activismo a las agendas de los directivos de nivel C.

ceo activista

Claves para ser un buen CEO activista

El papel del CEO influye en la reputación de una empresa. La autenticidad, la sinceridad y la credibilidad son la clave para que el posicionamiento del CEO sea positivo.

Otros aspectos claves a tener en cuenta:

  • El CEO debe estar vinculado con la contribución a la sociedad y un comportamiento ético y transparente.
  • La opinión del CEO debe tener una narrativa clara y justificada, que deje en evidencia por qué ese tema es importante para él, para su empresa y para su sector.
  • El CEO es quien debe elegir los temas y no dejar que los temas sean los que empujen al CEO. Es importante posicionarse sobre un tema del que se tenga conocimiento y control, evitando producir el efecto contrario de dar la sensación de que se está aprovechando de una causa o problemática social para sacar un beneficio.

Las redes sociales como canal de comunicación

Uno de los canales más rápidos y efectivos para dar a conocer las acciones que realizan las empresas, son las redes sociales. Disponen de una gran audiencia y están activas las 24 horas. Facebook, Instagram, LinkedIn y sobre todo Twitter, han alcanzado el poder de marcar los temas más mediáticos de los últimos años.

La exposición de lxs CEOs en estos canales, prácticamente ha eliminado el distanciamiento que siempre ha existido entre los dirigentes de las compañías y el público final de las empresas. Este tipo de comunicación no debe tomarse a la ligera ya que como hemos dicho anteriormente, lxs CEOs están expuestos y sus acciones y comentarios pueden beneficiar o perjudicar la reputación corporativa.

En este sentido, hay que apostar por un activismo inteligente

El auge del del CEO-activismo demuestra que la sociedad exige que las grandes empresas se responsabilicen y actúen ante los grandes retos globales. Teniendo en cuenta que el liderazgo va más allá de las convicciones personales. Son muchas las ocasiones en las que lxs propios trabajadorxs de las empresas desconocen las acciones que esta realizando su empresa en términos de sostenibilidad.

En DoGood creemos que el verdadero cambio empieza en las personas. Por esta razón, consideramos que todxs lxs empleadxs de una compañía deben conocer e involucrarse en su estrategia de RSC. Con nuestra app conseguirás concienciar e involucrar a tus trabajadorxs, aumentar el impacto positivo y mejorar los resultados de tus informes no financieros. Si te interesa saber más sobre cómo hacemos esto posible de una forma social y de impacto, haz clic aquí.