Una vez hemos entendido la importancia de involucrar a todos los empleados, en todos los diferentes niveles de la empresa, en la estrategia de sostenibilidad, es hora de delinear un plan de acción para hacer de la involucración algo tan enriquecedor como accesible. De hecho, los esfuerzos sostenibles deberían ir incorporados en el día a día corporativo. 

Es por ello que queremos mostrar algunas de las maneras más eficaces para conseguir que los empleados ganen el conocimiento necesario sobre sostenibilidad y puedan alinearse con los objetivos de la organización, su misión y su visión, bajo la premisa de que las acciones diarias, si se hacen de manera colectiva, pueden hacer una grande diferencia en todo lo que abarca la entidad corporativa, incluyendo el mercado, la sociedad y el medio ambiente.

El recorrido entre el cómo y el por qué

Antes de indagar en las acciones específicas que las empresas pueden realizar para fomentar una conciencia sostenible y la involucración de los empleados, es importante entender que incluso las personas que están relativamente educadas en la materia no siempre asumen o aceptan que la sostenibilidad sea parte de su trabajo; en cambio, creen que es algo completamente desligado y que no debería interferir en su trabajo. 

Esto es relevante ya que confirma la idea de que desarrollar una estrategia de sostenibilidad exitosa transversalmente en toda la organización viene dado por muchos niveles y patrones de acción y cooperación que no pueden obviarse o subestimar. 

De hecho, los últimos estudios demuestran que no es el por qué de la importancia de la sostenibilidad lo que ralentiza a las empresas en el camino hacia la sostenibilidad, ya que las personas son cada vez más conscientes de los beneficios de la misma, no solo a nivel de liderazgo empresarial en lo que se refiere a oportunidades económicas, sino también a nivel individual introduciendo prácticas sostenibles en sus vidas. El verdadero problema aparece cuando tratan de evaluar cómo trasladar esta conciencia hacia las operaciones y trabajos diarios de los empleados. 

Cercando el recorrido

Pero, ¿cómo podemos cercar el recorrido entre estas dos cuestiones y crear un vínculo más fuerte entre los valores de los empleados y su trabajo del día a día? Aquí presentamos algunas iniciativas y procesos para implementar la sostenibilidad transversalmente en toda la organización. 

  • Alinear los valores personales y corporativos: No está fuera de lugar imaginar cómo alguien puede dejar atrás sus propios valores en favor de los objetivos monetarios o de rendimiento de la empresa. Pero es igual de fácil imaginar que esto bien puede acabar siendo una carga demasiado pesada para la motivación del empleado y sus ganas de desarrollarse en un ambiente en el que, en términos generales, no puede uno mismo. Los valores no deberían construirse alrededor de acciones, sino las acciones alrededor de un conjunto de valores. Una vez entendemos esto está claro que implementar la sostenibilidad requiere que los valores personales y corporativos se reconcilien. A un nivel formal esto está presente en las descripciones de los empleos o en la formación dentro de la empresa, por ejemplo; a nivel psicológico puede darse en forma de recompensas o reconocimiento por prácticas sostenibles; y a nivel social se trata de la coherencia entre lo que la empresa dice y lo que hace. 

  • Conocimiento sostenible: Es fácilmente demostrable que la educación es la clave para todo en está vida (y en los negocios), incluyendo la sostenibilidad. Para poder fomentar que los empleados tomen acciones sostenibles en su trabajo, es importante cerciorarse de que existe un conocimiento claro y completo de lo que la sostenibilidad es, ya que la complejidad de esta materia puede minimizar los esfuerzos individuales. Invertir en formación, tanto de líderes como del resto de empleados, es probablemente una de las maneras más efectivas de involucrar a los empleados en el camino hacia la sostenibilidad corporativa. Aunque algunos aspecto de la sostenibilidad requieren de un nivel alto de pericia, hay muchas otras a niveles más accesibles que no servirían de nada si no se comunicases adecuadamente y se integrasen de forma colectiva en las actividades diarias. 

  • Hacer a los empleados partícipes en la toma de decisiones: Involucrar a los empleados va más allá de proveerles con una lista de lecciones y prácticas, de hecho, el proceso de comunicación debería ser recíproco, es decir, que los empleados tengan la oportunidad de co crear estas prácticas y lecciones. Esto significa, por ejemplo, abrir un canal de comunicación en el que los empleados puedan proponer sus propias ideas, iniciativas o proyectos, los cuales serían revisados y en última instancia aplicados y llevados a cabo. También es una forma de evitar la desconfianza en proyectos o iniciativas que vienen de altos cargos en la empresa y que pueden reducir la involucración. 

  • Fomentar la competencia sana: Adoptar nuevos objetivos es un gran cambio para la empresa, y no siempre es fácil, ni divertido, pero una forma bastante efectiva de fomentar la cooperación hacia el cambio es crear una cultura de competición sana que al mismo tiempo impulse la creatividad y las habilidades personales de las personas. También se trata de la flexibilidad e independencia que ayuda a impulsar la iniciativa de los individuos para encontrar nuevas maneras de trabajar de forma colectiva para alcanzar los objetivos marcados. 

Transparencia, compromiso e involucración

La transparencia es fundamental para cualquier política o práctica de una organización. La información transparente y los canales de comunicación abierta son clave para poder obtener una visión general de todos los problemas que puedan surgir, entenderlos en profundidad para realizar la evaluación pertinente y desarrollar un plan de acción adecuado para evitar daños mayores. La transparencia es la base de la involucración transversal de la organización. 

En DoGood creemos que no podemos gestionar aquello que no medimos. Por eso trabajamos a conciencia para conseguir transparencia y trazabilidad de la información divulgada, ayudando a empresas a conseguir una mejora continua así como una relación más fuerte con sus grupos de interés para conseguir un mayor impacto positivo en la sociedad y el planeta, de tal manera que ayudemos a restaurar la confianza perdida. 

En este sentido, es esencial para nuestro trabajo promover el buen gobierno corporativo, esto es, seguir con rigor todos los procesos de divulgación y transparencia para proveer a reguladores, accionistas y al público en general de la información más precisa acerca de los aspectos financieros, operacionales y de otros aspectos de la compañía, incluyendo una definición más exacta del rendimiento ESG. 

Hemos desarrollado una herramienta de gobierno corporativo que ayude a establecer objetivos de impacto ESG para los empleados en lo que respecta a la estrategia de sostenibilidad de la empresa. Mediante nuestra tecnología somos capaces de activar y trazar el impacto de los empleados ayudando a crear mayor involucraciónmejores métricas ESGvalor reputacional y un impacto positivo para el planeta y la sociedad. 

Si te interesa saber más sobre cómo hacemos esto posible de una forma social y de impacto, haz clic aquí