Mantener felices a lxs trabajadorxs es, con toda seguridad, una de las tareas de mayor trascendencia para cualquier Departamento de Recursos Humanos. Sin embargo, y a pesar de la importancia de esta labor, son muchxs lxs responsablxs de Recursos Humanos que subestiman el valor de tener trabajadorxs contentxs.

No obstante, se ha de tener en cuenta que el sueldo no lo es todo y que es igualmente importante para conseguir empleadxs felices la motivación de lxs mismxs, así como prestar atención a otros factores que influyen en el ánimo, la motivación y en la productividad de la plantilla.

Por qué es importante que tus empleados estén motivados

La importancia de que los empleadxs estén motivadxs y sean felices es tal como Sir Richard Branson, fundador del conglomerado multinacional Virgin Group, afirmó: conseguir que la plantilla de trabajadorxs esté motivada y feliz conlleva que esta se ocupe mejor de nuestros negocios.

No obstante, en el pasado, las empresas no han dado a esta realidad la trascendencia que tiene, ya que era considerada una pérdida de tiempo. Por ello no debe resultar extraño que hayan sido muchas las empresas que se han estancado en la consecución de sus objetivos empresariales y se hayan vuelto poco competitivas, lo cual ha redundado negativamente en los beneficios de la misma.

En definitiva, los beneficios de que los empleados estén motivados son muchos:

  • Mejora en la imagen empresarial: la reputación y la imagen de la empresa es muy importante, por lo que si la empresa motiva, respeta y hace felices a sus trabajadorxs, la imagen de esta mejoraría en sobremanera.
  • Mayor compromiso con la empresa: cuando lxs trabajadorxs se sienten parte de la organización empresarial y se sienten valorados por la entidad, el compromiso para con los objetivos empresariales es mayor.
  • Aumento del rendimiento laboral: lxs trabajadorxs motivadxs y felices trabajan más y mejor, ya que su rendimiento laboral aumenta y, como no puede ser de otra manera, esto redunda positivamente en los beneficios empresariales.
  • Menos problemas para la empresa: la desmotivación y la infelicidad conlleva mayores problemas de salud y accidentes de trabajo en lxs trabajadorxs, así como otros problemas como el absentismo laboral, la impuntualidad o el mal ambiente laboral con los que tendrá que lidiar la empresa.
  • Mayor retención del talento: motivar a lxs trabajadorxs consigue la retención del talento, es decir, consigue que lxs trabajadorxs se queden en la empresa. Esto es de gran importancia, sobre todo en aquellos perfiles brillantes difíciles de encontrar.

6 técnicas para motivar a tus empleados

Los beneficios de tener unxs empleadxs motivados son muchos, por lo que las empresas han de poner especial atención en llevar a cabo técnicas para hacer esto posible. Veamos las más importantes:

Cada empleado en el puesto correcto

Es fundamental que lxs responsablxs de Recursos Humanos de las empresas pongan especial atención y se aseguren de que cada trabajador ocupe el puesto de trabajo que le corresponde. Así pues, es fundamental conseguir que trabajadorxs muy cualificados ocupen puestos de trabajo o desempeñen tareas demasiado simples.

Sin duda, dar responsabilidad y tareas más complejas a aquellxs trabajadorxs con mayor cualificación es de gran importancia, puesto que solo de esta manera podremos aprovechar al máximo las capacidades de lxs empleadxs y, además, estos se sentirán más valoradxs por la organización empresarial.

Reconocer el trabajo de lxs empleadxs

Otro de los puntos clave para conseguir que lxs empleadxs se sientan valoradxs por la empresa y motivarlos es saber reconocer con frecuencia su trabajo. Un correo electrónico de felicitación, un obsequio o un elogio cuando es merecido motivará al trabajador, quien verá su esfuerzo recompensado.

No obstante, el reconocimiento ha de ser claro. Se ha de huir de fórmulas ambiguas o genéricas y apostar por opiniones específicas, ya sea por escrito o de viva voz.

Tratar a lxs empleadxs con respeto

Puede parecer una obviedad, pero es de vital importancia tratar a lxs empleadxs con respeto. Reunirse con ellxs con cierta frecuencia y hablar con ellos con franqueza y con tacto hará que estos se sientan cómodxs para comunicar aquellas cosas que les preocupan y que pueden influir en su rendimiento.

Brindar autonomía a lxs trabajadorxs

Aunque el trabajo del responsable de equipo es vigilar que todo salga según lo esperado y controlar que el trabajo se hace y se hace bien, es primordial que esta tarea no se torne en un control excesivo, ya que, de esta manera, lxs trabajadorxs se sentirán asfixiadxs. Por ello, lo mejor es dar cierta autonomía a lxs empleadxs y no atosigarlxs con reuniones o reportes diarios.

Ofrecer oportunidades de crecimiento

Aunque el sueldo es una parte fundamental para conseguir motivar a lxs empleadxs, no se debe perder de vista que lxs trabajadorxs también buscan crecimiento profesional. Se ha de ofrecer a lxs trabajadorxs la oportunidad de desarrollar sus habilidades y sus capacidades, convirtiéndose en trabajadorxs valiosxs para la empresa.

Apostar por horarios flexibles

Se ha comprobado que los horarios flexibles permiten una mayor y mejor conciliación de la vida laboral y la personal o familiar. Esto reduce drásticamente el absentismo laboral y la impuntualidad en lxs trabajadorxs, quienes se sienten más felices y sufren de menos estrés al poder compaginar todos los ámbitos de su vida con facilidad.

Si quieres aplicar en tu empresa estas técnicas para conseguir trabajadorxs felices y motivadxs, ponte en contacto con nosotrxs: proveemos una aplicación que te permitirá llevar a la práctica estas técnicas.