El agua es uno de los recursos más necesarios y escasos en el planeta hoy en día. Sin embargo, aún hoy hay millones de personas sin acceso a agua potable, mientras otra gran parte del planeta desperdicia litros de agua con las actividades más comunes del día a día. 

La escasez de agua afecta ya a más del 40% de la población mundial, y está previsto que este porcentaje siga aumentando con el creciente uso de los recursos hídricos. Asimismo, millones de personas no cuentan con los servicios básicos de saneamiento que ayudan a prevenir enfermedades e infecciones relacionadas con la mala higiene. Problema que se ha hecho aún más candente con la crisis sanitaria de la Covid-19. 

ODS 6: Agua limpia y saneamiento

La Agenda 2030 se marca como propósito suprimir estas realidades para crear un entorno más justo, saludable y sostenible en el uso y acceso a agua limpia y servicios de saneamiento. Uno de los puntos más destacables es aquel del uso eficiente de los recursos hídricos, para procurar reducir el desperdicio de agua y combatir la creciente escasez en un contexto donde el consumo de agua es cada vez mayor. 

No podemos obviar que, aunque el uso individual de los recursos hídricos sigue siendo uno de los aspectos determinantes del desperdicio de agua, las grandes industrias, empresas y organizaciones, también contribuyen en gran medida al excesivo y creciente consumo. Pero precisamente de esta dualidad de la problemática pueden surgir nuevas soluciones e iniciativas. 

Es el caso de la industria de la construcción (una de las industrias que más agua desperdicia) y los crecientes esfuerzos por optimizar los recursos, incluyendo el agua. Además, el crecimiento exponencial de la población mundial incrementa los problemas mencionados anteriormente. Con lo que hoy es aún más importante que nunca encontrar nuevas soluciones para el uso eficiente del agua

Iniciativas sostenibles

Es en este contexto donde nacen iniciativas como la Tecnología Ness de Métrica 6, con el propósito de fomentar el buen uso y conservación de un recurso tan preciado y escaso como lo es el agua.  

Día tras día somos testigos del desperdicio de litros de agua mientras esperamos a que llegue el agua caliente a los grifos. La Tecnología Ness es un sistema inteligente y eficiente instalable en cualquier tipo de vivienda o establecimiento cuyo objetivo es llevar agua caliente desde el calentador instalado hasta la habitación donde se va a utilizar, sin desperdiciar ni una gota de agua. 

Gracias a un proceso de recirculación, el agua fría estancada en la instalación es impulsada de nuevo a las tuberías de agua fría. Esta innovadora tecnología permite salvar esos litros de agua que de otra manera se malgastaban en cada uso. Además el sistema se compone de un sencillo sensor parecido a un interruptor de luz. 

Gracias a innovadores proyectos como este, nos acercamos a un mundo donde todos los engranajes de la sociedad, desde grandes empresas hasta las personas como individuos, conseguimos tener un mejor y mayor impacto en la lucha contra el cambio climático. 

Desde DoGood creemos que son estas pequeñas acciones las que marcan la diferencia y pueden ayudar a impulsar nuevos hábitos sostenibles y saludables en la sociedad. Hábitos que pueden trasladarse a empresas y organizaciones de manera transversal, aumentando el impacto positivo de las actividades empresariales. 

En DoGood ayudamos a nuestros clientes a conseguir la trazabilidad de un mejor impacto ESG, creando valor reputacional basado en la sostenibilidad corporativa y aumentando el compromiso impulsando una cultura y unos valores sostenibles.

Si te interesa saber más sobre cómo hacemos esto posible de una forma social y de impacto, haz clic aquí