Con la idea de poner fin al greenwashing, la Unión Europea ha establecido nuevas normas para las grandes empresas acerca de la manera en la que revelan información sobre su forma de operar y gestionar los riesgos sociales y ambientales.

La información que las empresas estan actualmente obligadas a revelar bajo la normativa Europea y nacional, es insuficiente para inversores y otros grupos de interés. Además, algunos de los datos proporcionados son dificiles de comparar e incluso verificar. 

Así que inversores y la sociedad dificil tenemos una visión y comprensión muy limitada de los impactos que tienen las empresas que queremos apoyar de una manera u otra. Tomar la mejor decisión financiera o medioambiental debería ser más fácil y transparente.

Es por ello que el Parlamento Europea y los estados miembro de la UE han tomado medidas regulatorias en un amago por luchar contra el cambio climático y la creciente desinformación de la sociedad. 

La directiva sobre información corporativa en materia de sostenibilidad (CSRD)

Como hemos mencionado anteriormente, el objetivo de esta nueva Directiva es construir empresas más responsables y sostenibles en la Unión Europea al hacer obligatorio el revelar información sobre el impacto que tienen las prácticas empresariales en las personas y el planeta. Podría incluso convertirse en un marco estándar a nivel mundial y empujar a otros a seguir un camino similar para luchar contra la desinformación y el greenwashing. 

¿Pero qué implican estas nuevas normas realmente?

¿Cuáles son las nuevas normas?

  • Estas nuevas normas se aplicarán como una cláusula a la directiva del informe no financiero de 2014, haciendo así que las empresas procuren información más detallada sobre temas no financieros de relevancia incluyendo: derechos medioambientales, derechos sociales, Derechos Humanos y factores de gobernanza. 

  • La directiva también implementa requisitos de certificación del informe de sostenibilidad, así como una mejor accesibilidad de la información ofrecida en una sección del informe de gestión reservada especialmente para ello. 

  • Esta nueva información requerida será supervisada y estandarizada por el Grupo Consultivo Europeo sobre Información Financiera (EFRAG).

¿A quién afecta?

  • Todas las grandes empresas dentro de la Unión Europea, esto es, empresas con más de 250 trabajadores y un volumen de negocio de 40 millones de euros. Estas también serán responsables de evaluar la información de sus filiales. 
  • Empresas fuera de la UE pero con una actividad relevante en el mercado Europeo (una facturación anual de 150 millones de euros y al menos una filial dentro de la Unión) también tendrán que seguir unas normas parecidas y supervisadas por la Comisión Europea. 

  • La directiva también se aplica a PYMES en función de sus características, aunque serán exentas de ello durante un período de transición hasta el 2028.

¿Cómo se asegura la credibilidad?

Bajo la nueva directiva, los informes de las empresas deben estar certificados por un auditor o certificador independiente  que asegure que la información dada está en cumplimiento con los estándares de sostenbilidad marcados por la Unión Europea. Lo mismo se aplicará para las compañías fuera de la UE pero que entran dentro de la nueva directiva. 

Transparencia en toda la empresa

En DoGood estamos convencidos de la necesidad de entender y gestionar los esfuerzos por conseguir una transición sostenible dentro de las organizaciones para el correcto y eficiente funcionamiento de las mismas. Nosotros solos no podemos conseguir los grandes cambios necesarios, pero trabajamos en base a la colaboración, la transparencia y la precisión para poder dar luz a las acciones sostenibles. 

En este sentido, es esencial para nuestro trabajo promover el buen gobierno corporativo, esto es, seguir con rigor todos los procesos de divulgación y transparencia para proveer a reguladores, accionistas y al público en general de la información más precisa acerca de los aspectos financieros, operacionales y de otros aspectos de la compañía, incluyendo una definición más exacta del rendimiento ESG. 

Hemos desarrollado una herramienta de gobierno corporativo que ayude a establecer objetivos de impacto ESG para los empleados en lo que respecta a la estrategia de sostenibilidad de la empresa. Mediante nuestra tecnología somos capaces de activar y trazar el impacto de los empleados ayudando a crear mayor involucraciónmejores métricas ESGvalor reputacional y un impacto positivo para el planeta y la sociedad. 

Si te interesa saber más sobre cómo hacemos esto posible de una forma social y de impacto, haz clic aquí