La sostenibilidad ya no es una opción, y las empresas comienzan a darse cuenta que implementar es esencial para el éxito y supervivencia a largo plazo de sus negocios. Y más allá de los muchos beneficios ambientales y sociales que trae consigo la sostenibilidad, quizás uno de los puntos más fuertes de esta es la atracción de nuevo talento a las organizaciones. 

La pandemia también ha sido un punto de inflexión a la hora de reconocer la sostenibilidad como una prioridad, tanto para aquellos que buscan oportunidades de empleo como para los empleados ya establecidos. La inestabilidad de la crisis sanitaria ha propiciado un cambio de paradigma en el foco principal de las empresas hacía uno que se preocupa por salvar el planeta y asegurar el bienestar de sus empleados, clientes y grupos de interés mediante la implementación de estrategias y planes de sostenibilidad. 

Indicios y estudios

Nuevos estudios sugieren la correlación entre implementar prácticas e iniciativas de sostenibilidad y el impacto positivo de ello en los recursos humanos y beneficios de las empresas. De hecho, entre candidatos a buscar empleo hay una creciente tendencia de atracción hacia empresas con prácticas sostenibles y sociales, como por ejemplo la involucración en la comunidad o la gobernanza ética. 

Esto es especialmente real para las generaciones más jóvenes y los nuevos talentos que buscan oportunidades de trabajo, quienes se sienten especialmente atraídos hacia empresas que son ambientalmente conscientes y responsables. Además, también es más probable que estos se queden en la organización en el largo plazo si esta tiene una agenda de sostenibilidad. Un estudio realizado por Network for Business Sustainability apunta a tres razones esenciales por que la sostenibilidad en un factor tan valioso y atractivo: 

  1. La sostenibilidad como fuente de orgullo: Los empleados pueden sentir cierto orgullo de trabajar en una empresa con una reputación y un estatus sostenible, la cual debería emanar de las prácticas sostenibles que lleva a cabo más allá de los estándares de la industria o mediante el reconocimiento externo de las mismas. 
  1. La sostenibilidad es sinónimo de preocupación: Preocuparse por el medio ambiente y el impacto de la empresa en la sociedad es para muchos una señal de que probablemente también tengan la misma preocupación por el bienestar del empleado. Sin embargo, esta preocupación por el medio ambiente y el bien general no puede estar cimentada en tan solo la idea de la competitividad y el beneficio económico, sino por un acto honesto del bien común. 
  1. Conectar los valores de la organización con valores personales: La sostenibilidad puede ser una herramienta clave para conectar los valores de los candidatos a los de la organización. Tal conexión es, y lo ha sido por muchos años, un factor decisivo a la hora de tomar decisiones. 

Ventaja competitiva

Ahora que hemos entendido como la sostenibilidad puede ser un factor clave para atraer a personas a la organización, no es menos importante analizar los beneficios de tal atracción como fuente de ventaja competitiva e innovación

Cuando la sostenibilidad se vuelve una parte tan esencial de la cultura y propósito de la empresa, atraerá sin duda a más candidatos, tal y como apuntan múltiples estudios. Y la lógica nos dice que cuantos más candidatos se acerquen a la compañía, mayores serán las posibilidades de contratar a los mejores trabajadores

Además, los datos también indican que las nuevas generaciones se sienten especialmente atraídas por la sostenibilidad como parte de su vida profesional, y lo consideran un elemento muy relevante a la hora de decidirse para aplicar a empleos. En este sentido, la atracción de nuevo talento es una ventana de oportunidades para fomentar la innovación y modernización de las organizaciones.

Transparencia y comunicación

Por supuesto la sostenibilidad es mucho más compleja que promesas de compromiso con el medio ambiente, por lo que la efectividad del bienestar social y ambiental, así como el éxito de atraer personas a la organización depende de una combinación de transparencia, trazabilidad, impacto medible y comunicación honesta. 

Cuando comunicamos iniciativas de sostenibilidad durante procesos de captación de talento, es importante recordar dos cosas: crear valor y evitar el greenwashing. Parece obvio pero no por ello menos relevante. Por un lado, es crucial encontrar buenos y múltiples canales de comunicación para llegar a tantos candidatos como sea posible e informarles acerca de la estrategia de sostenibilidad. Por otro lado, es necesaria la coherencia entre lo que se comunica y las prácticas corporativas sostenibles, sino, muchos podrían sentir resentimiento, abandonar la empresa y dejar una huella negativa en la reputación y credibilidad de la empresa. 

Transparencia y compromiso

Nosotros creemos que la transparencia es uno de los valores clave que deberían guiar la lucha contra el cambio climático, ya que esta es la única manera de entender qué es lo que hacemos mal, qué hacemos bien y que no estamos haciendo aún. 

Porque ser transparente no es solo una externalidad de las empresas u organizaciones para ayudar a crear confianza y reputación; es también un mecanismo brillante de aprendizaje y mejora continua. No podemos gestionar aquello que no entendemos. Y es por ello que abogamos por la transparencia, la integridad y la precisión como imperativos de la lucha climática.

En DoGood estamos convencidos de la necesidad de entender y gestionar los esfuerzos por conseguir una transición sostenible dentro de las organizaciones para el correcto y eficiente funcionamiento de las mismas. Nosotros solos no podemos conseguir los grandes cambios necesarios, pero trabajamos en base a la colaboración, la transparencia y la precisión para poder dar luz a las acciones sostenibles. 

En este sentido, es esencial para nuestro trabajo promover el buen gobierno corporativo, esto es, seguir con rigor todos los procesos de divulgación y transparencia para proveer a reguladores, accionistas y al público en general de la información más precisa acerca de los aspectos financieros, operacionales y de otros aspectos de la compañía, incluyendo una definición más exacta del rendimiento ESG. 

Hemos desarrollado una herramienta de gobierno corporativo que ayude a establecer objetivos de impacto ESG para los empleados en lo que respecta a la estrategia de sostenibilidad de la empresa. Mediante nuestra tecnología somos capaces de activar y trazar el impacto de los empleados ayudando a crear mayor involucraciónmejores métricas ESGvalor reputacional y un impacto positivo para el planeta y la sociedad. 

Si te interesa saber más sobre cómo hacemos esto posible de una forma social y de impacto, haz clic aquí