Las políticas e iniciativas DEIB se han convertido en un imperativo para el éxito empresarial, pero ya no es suficiente implementar estas medidas, habitualmente provenientes de líderes y posiciones altas. Un entorno inclusivo y diverso donde la gente siente pertenencia necesita ser intrínseco a la cultura de la organización. 

Cada vez es más habitual usar terminologías técnicas y/o corporativas en un esfuerzo para describir los muchos porcesos que componen una empresa; es el caso de ESG por ejemplo, RSC u ODS… Y aunque aparentemente tiene sentido abreviar estos procedimientos, podríamos argumentar que es fácil perderse en el significado real de estos al reducirlos a siglas fáciles de recordar. 

Esto es especialmente desmoralizante dado el hecho de que estas famosas siglas son muy relevantes a la hora de mejorar el rendimiento sostenible de las empresas, y por lo tanto el desarrollo de una sociedad y economía más  justa. 

Por eso queríamos centrarnos hoy en las políticas DEI o DEIB, esto es Diversidad, Equidad, Inclusion y Pertenencia (por sus siglas en inglés). ¿Cómo puede una empresa asegurarse de que estas cualidades estan siendo implementadas correctamente y no es simplemente un proceso obligatorio de RRHH?

Un lugar de trabajo inclusivo es un mejor lugar de trabajo

Cómo explica la experta consultora en inclusión y diversidad Shirley Engelmeier, la inclusión es una llamada a la acción dentro de la fuerza de trabajo que implica la involucración activa de las ideas, conocimiento, perspectivas y estilos de cada empleadoEstas nuevas perspectivas y maneras de abordar las cosas son realzadas por la diversidad, esto es, una representación justa de las diferentes realidades e identidades sociales, y son posibles gracias a la equidad, lo cual quiere decir que hay un esfuerzo consciente por asegurarse que los empleados tienen el mismo acceso a oportunidades. 

La pertenencia por otro lado, necesita que los otros tres elementos esten profundamente establecidos transversalmente en la empresa, solo entonces este sentimiento puede darse de manera natural, de tal forma que los empleados se sientan seguros y aceptados. Es aquí donde las organizaciones necesitan dar un paso al frente y entender realmente la importancia de la inclusión para hacerla una parte esencial de la cultura del negocio. 

Constuyendo una cultura DEIB

Las políticas DEIB no son solamente una ventaja competitiva, si no es que son ya un imperativo para cualquier negocio. Las iniciativas de inclusión y diversidad pronto dejaran de ser suficiente, y las empresas tendran que centrarse en construir una cultura donde la gente pueda sentir pertenencia. En este sentido podemos hablar de dos objetivos principales: hacer del DEIB una parte intrínseca de la cultura y  crear conciencia de esta materia transversalmente en la empresa. ¿Por dónde empezar?

Crear una cultura de inclusión

Habitualmente las decisiones parecen recaer siempre en los altos cargos, lo cual puede hacer que los empleados sientan que sus ideas no están siendo escuchadas y tomadas en cuenta, sino más bien controladas. 

Es por ello que crear un entorno en el que la gente pueda sentirse libre y cómoda para abordar estos problemas en sus propios términos puede procurar ese sentido de pertenencia entre empleados. 

Por ejemplo, managers y líderes pueden tener la iniciativa para crear »circulos de inclusión» en los que periodicamente reunirse con los empleados y abordar cuestiones del negocio en conjunto. Se procura así in espacio abierto para sugerencias, concienciación de algún asunto en concreto, problemas o simplemente para mantenerse al día personalmente. Por supuesto las materias y preocupaciones que surjan de estas reuniones deberían ser abordadas y vistas como una oportunidad para mejor la cultura empresarial y prevenir otros errores similares. 

Además de crear un espacio seguro para que las personas se sientan libres de opinar, es importante que se sientan incluidos y agusto entre sus compañeros y líderes, ya que este es el escenario ideal para la innovación, creatividad y la involucración más honesta

Transformar la inclusión en un sentimiento de pertenencia

Mientras la inclusión puede ser relativamente fácil de implementar y medir en el tiempo para procurar mantener una mejora continua, la pertenencia es el siguiente paso emocional que va después si la inclusión es efectiva. Y aunque pertenecer puede significar muchas cosas para cada individuo, hay algunas trazas similares que pueden ayudar a identificarlo, como por ejemplo un sentimiento de seguridad y bienvenida a participar y ser uno mismo y confiar en los roles de las demás personas. 

El sentimiento de pertenencia es complejo, especialmente porque no hay manera de medir las emociones. Sin embargo, algunos signos de la falta de este sentimiento pueden manifestarse en el miedo o ansiedad por proponer o hablar de un problema, o incluso cuando la gente empieza a hablar pero sin llegar a comunicarse con las personas pertinentes. 

Centrarse en la pertenencia puede ser una manera mucho más efectiva de abordad la inclusión y la diversidad de manera más adecuada. Esto puede requerir trabajar la confianza, fortalecer los canales de comunicación y apoyar el desarrollo de los empleados dando buen feedback de forma justa. 

Elige la transparencia

 

La transparencia es fundamental para cualquier política o práctica de una organización. La información transparente y los canales de comunicación abierta son clave para poder obtener una visión general de todos los problemas que puedan surgir, entenderlos en profundidad para realizar la evaluación pertinente y desarrollar un plan de acción adecuado para evitar daños mayores. La transparencia es la base de la involucración transversal de la organización. 

En DoGood creemos que no podemos gestionar aquello que no medimos. Por eso trabajamos a conciencia para conseguir transparencia y trazabilidad de la información divulgada, ayudando a empresas a conseguir una mejora continua así como una relación más fuerte con sus grupos de interés para conseguir un mayor impacto positivo en la sociedad y el planeta, de tal manera que ayudemos a restaurar la confianza perdida. 

En este sentido, es esencial para nuestro trabajo promover el buen gobierno corporativo, esto es, seguir con rigor todos los procesos de divulgación y transparencia para proveer a reguladores, accionistas y al público en general de la información más precisa acerca de los aspectos financieros, operacionales y de otros aspectos de la compañía, incluyendo una definición más exacta del rendimiento ESG. 

Hemos desarrollado una herramienta de gobierno corporativo que ayude a establecer objetivos de impacto ESG para los empleados en lo que respecta a la estrategia de sostenibilidad de la empresa. Mediante nuestra tecnología somos capaces de activar y trazar el impacto de los empleados ayudando a crear mayor involucraciónmejores métricas ESGvalor reputacional y un impacto positivo para el planeta y la sociedad. 

Si te interesa saber más sobre cómo hacemos esto posible de una forma social y de impacto, haz clic aquí