Las soluciones basadas en la naturaleza son, en resumen, acciones que ayudan a proteger el medio ambiente, restaurar ecosistemas y abordar y gestionar problemas sociales de manera sostenible para conseguir promover  el bienestar de la sociedad y el planeta. 

El concepto más extendido en lo que a soluciones basadas en la naturaleza se refiere es aquel de las compensaciones de carbono mediante la compra de créditos de carbono, los cuales pueden entenderse como inversiones en proyectos de captura de carbono como la reforestación o las energías renovables, de tal forma que compensen las emisiones de carbono del inversor en cuestión. 

Sin embargo, el mercado actual de la compensación de carbono y las soluciones basadas en la naturaleza parece estar perdiendo pie con la realidad y el objetivo principal por el que se crearon en primer lugar, de tal manera que se socavan los beneficios de esta aproximación a la lucha contra el cambio climático. 

Las soluciones basadas en la naturaleza son necesarias

Usar soluciones basadas en la naturaleza significa aprovechar los ecosistemas más evolucionados para estabilizar y rehabilitar nuestro planeta mediante la protección y promoción de los sistemas naturales que mantienen al planeta sano y funcional. Esto incluye bosques, humedales o prados, entre otros, los cuales son indispensables para capturar carbono y actualmente se encuentran en riesgo por culpa del impacto humano. 

De hecho, la Comisión Europea las define como soluciones inspiradas y apoyadas en la naturaleza, las cuales son costo-efectivas y proporcionan simultáneamente beneficios ambientales, sociales y económicos y ayudan a construir resiliencia

Así, la Unión Europea, junto con muchos otros actores económicos y sociales a nivel global, han comenzado a comprometerse con la inversión en este tipo de soluciones en un esfuerzo por salvaguardar y mantener los ecosistemas y la biodiversidad que es tan vital para proteger los recursos que necesitamos para nuestro bienestar, seguridad y desarrollo económico, además de ayudar a retirar carbono de la atmósfera

Sin embargo, solo hay dos usos reales y legítimos de las soluciones basadas en la naturaleza; por un lado, retirar carbono ya existente de la atmósfera, y por otro, capturar pequeños residuos que se crean por algunas emisiones inevitables, todo ello una vez la economía haya sido descarbonizada

La descarbonización es la prioridad

Es por ello que los expertos empiezan a enviar un importante mensaje acerca de la idea de que la compensación de carbono no debería ser de ninguna manera ni un sustituto de la creciente y urgente necesidad de descarbonizar la economía global, ni una vía para que las grandes corporaciones compensen las emisiones de gases de efecto invernadero que no deberían estar produciendo en primer lugar. 

Las soluciones basadas en la naturaleza son necesarias, pero no nos salvarán mientras grandes empresas contaminantes entiendan o utilicen este recurso como una acción eficiente para compensar las emisiones que deberían estar reduciendo.

El principal problema del mercado de compensación de carbono hoy en día es que parece haber perdido la línea de pensamiento que las soluciones basadas en la naturaleza procuraban implementar. Porque, aunque efectivamente, estas soluciones son uno de los métodos más efectivos para la restauración de nuestros ecosistemas y la extracción y captura del exceso de carbono, no nos servirán de nada si no cambiamos nuestra perspectiva

Una iniciativa y el esfuerzo de muchas personas y comunidades que debería representar algo realmente bueno e importante se ha convertido en los últimos años algo de lo que el mundo corporativo se ha aprovechado sin entender realmente todo lo que conlleva. 

Necesitamos soluciones

Pero necesitamos estas soluciones. Necesitamos ayudar a restaurar los ecosistemas y la biodiversidad si queremos que prospere el planeta, la sociedad y la economía en un futuro no tan lejano. Y para ello necesitamos reducir sustancialmente el carbono que emitimos. 

Esta es una herramienta muy poderosa para proteger el medio ambiente, pero las tendencias actuales del mercado hacen que se nos vuelva en contra ya sea por la falta de entendimiento o por la falta de responsabilidad por parte de las industrias contaminantes que la transforman en una táctica de marketing con muy poca transparencia. 

Transparencia y responsabilidad

Creemos que la transparencia es uno de los valores clave que deberían guiar la lucha contra el cambio climático, ya que esta es la única manera de entender qué es lo que hacemos mal, qué hacemos bien y que no estamos haciendo aún. 

Porque ser transparente no es solo una externalidad de las empresas u organizaciones para ayudar a crear confianza y reputación; es también un mecanismo brillante de aprendizaje y mejora continua. No podemos gestionar aquello que no entendemos. Y es por ello que abogamos por la transparencia, la integridad y la precisión como imperativos de la lucha climática.

En DoGood estamos convencidos de la necesidad de entender y gestionar los esfuerzos por conseguir una transición sostenible dentro de las organizaciones para el correcto y eficiente funcionamiento de las mismas. Nosotros solos no podemos conseguir los grandes cambios necesarios, pero trabajamos en base a la colaboración, la transparencia y la precisión para poder dar luz a las acciones sostenibles. 

En este sentido, es esencial para nuestro trabajo promover el buen gobierno corporativo, esto es, seguir con rigor todos los procesos de divulgación y transparencia para proveer a reguladores, accionistas y al público en general de la información más precisa acerca de los aspectos financieros, operacionales y de otros aspectos de la compañía, incluyendo una definición más exacta del rendimiento ESG. 

Hemos desarrollado una herramienta de gobierno corporativo que ayude a establecer objetivos de impacto ESG para los empleados en lo que respecta a la estrategia de sostenibilidad de la empresa. Mediante nuestra tecnología somos capaces de activar y trazar el impacto de los empleados ayudando a crear mayor involucraciónmejores métricas ESGvalor reputacional y un impacto positivo para el planeta y la sociedad. 

Si te interesa saber más sobre cómo hacemos esto posible de una forma social y de impacto, haz clic aquí