La demanda de los consumidores por la sostenibilidad sigue creciendo, así como la necesidad de las empresas de comunicar sus prácticas y valores sostenibles. Sin embargo, evitar el greenwashing se ha convertido en un gran obstáculo para consumidores y negocios. Aquí explicamos los 5 principios que pueden ayudar a evitarlo. 

Buscar la verdad en la era del ‘greenwashing’

Los consumidores son más conscientes que nunca de los impactos sociales y medioambientales que sus hábitos y comportamiento suponen. Los últimos estudios muestran que las personas hacen cada vez más esfuerzos conscientes para reciclar, comprar de manera local, elegir marcas con prácticas sostenibles y tratar de tener una relación más responsable con el medioambiente y aquellos a su alrededor. 

El problema del greenwashing no es que las empresas mientan descaradamente, sino más bien que se centran en pequeños detalles positivos en relación con la sostenibilidad y eligen evitar el mal mayor de sus productos y servicios.  

Sin embargo, el greenwashing aún sigue siendo una de las grandes preocupaciones, y mientras crece la demanda por la sostenibilidad, también lo hace la necesidad de las empresas de »lavar» su imagen. El problema del greenwashing no es que las empresas mientan descaradamente, sino más bien que se centran en pequeños detalles positivos en relación con la sostenibilidad y eligen evitar el mal mayor de sus productos y servicios. 

Y esto no es solo un problema para los consumidores que tienen dificultades para elegir lo mejor para el planeta, sino también para las empresas. La gente no confía en las grandes campañas de marketing, lo cual hace que cualquier minima incongruencia sea devastadora para la reputación del negocio. 

¿Cómo pueden las empresas asegurarse de comunicar sus prácticas sostenibles de manera responsable?

Los 5 principios de la comunicación sostenible

Hoy en día podemos obviar el debate de cómo el greenwashing no es la respuesta a absolutamente nada y de ninguna manera, aunque aún hay empresas que se aprovechan de vagos mensajes con información positiva para cubrir los más grandes impactos negativos en el planeta y la sociedad. Es por ello que hemos recopilado cinco puntos clave que ayudan a asegurarse que la comunicación no va aser fuente de problemas. Es más, pueden incluso fomentar una mejor toma de decisiones. 

1. Fiabilidad

Afirmaciones sin sustento, poco claras y confusas solo llevan a la desconfianza de los consumidores. La mejor manera de recuperar esa confianza es con mensajes claros, específicos, basados en ciencia y verificables. En este contexto, apuntar hacia estándares de sostenibilidad y certificaciones es la manera más segura de conseguir afirmaciones honestas y claras. Las verificaciones externas ofrecen un extra de fiabilidad. 

En nuestro podcast hablamos de por qué deberían las empresas certificarse y por qué es importante comunicar estas certificaciones. 

2. Relevancia

Toda afirmación de sostenibilidad debería ofrecer información relevante en lo que se refiere a los procesos, métodos de producción, materiales etc. Es decir, contar aquellos detalles sobre las prácticas que más afectan la sostenibilidad de la empresa o más contribuyen a esta. Las empresas deberían evitar pequeños e irrelevantes detalles acerca de la sostenibilidad de un producto o servicio como forma de cubrir otros factores más dañinos. 

3. Claridad

A veces las empresas no tratan de esconder información de los consumidores, pero la comunicacn de tal manera que las afirmaciones son vagas e inciertas. La claridad de los mensajes es esencial para llegar a conseguir la atención de los consumidores y darles información útil y con sentido. Por ejemplo, es importante evitar las generalizaciones como »beneficios sociales» o »un mejor impacto ambiental». Incluso cuando esto es verdad, es demasiado ambiguo para ser creíble. 

4. Transparencia

Como hemos mencionado antes, los consumidores son más conscientes que nunca en materia de sostenibilidad. Es importante para ellos ser capaces de tomar la mejor decisión, y además entender cómo se han llevado a cabo las prácticas sostenibles a fondo. ¿Qué esta haciendo la empresa para atribuirse responsabilidad ambiental y social? La transparencia se trata de que las empresas ofrezcan acceso a los consumidores y otros grupos de interés a información que verifique que son tan sostenibles como anuncia. Esto puede resultar en mostrar cómo se consiguen las certificaciones, ofrecer estudios científicos de terceros partidos, casos de éxito, testimonios etc.

5. Accesibilidad

Cuando es dificil acceder a la información o parece estar oculta a propósito, puede jugar encontra de la empresa y la confianza de los consumidores. Así que para culminar todos los procesos anteriores, todas estas afirmaciones, certificationes y validaciones deberían ser fáciles de acceder, entender y así poder tomar las mejores decisiones informadas. 

Involucrar a los empleados con transparencia

Nosotros creemos que la transparencia es uno de los valores clave que deberían guiar la lucha contra el cambio climático y el camino hacia bienestar social y la buena gobernanza, ya que esta es la única manera de entender qué es lo que hacemos mal, qué hacemos bien y que no estamos haciendo aún. 

Porque ser transparente no es solo una externalidad de las empresas u organizaciones para ayudar a crear confianza y reputación; es también un mecanismo brillante de aprendizaje y mejora continua. No podemos gestionar aquello que no entendemos. Y es por ello que abogamos por la transparencia, la integridad y la precisión como imperativos de la lucha climática.

En DoGood estamos convencidos de la necesidad de entender y gestionar los esfuerzos por conseguir una transición sostenible dentro de las organizaciones para el correcto y eficiente funcionamiento de las mismas. Nosotros solos no podemos conseguir los grandes cambios necesarios, pero trabajamos en base a la colaboración, la transparencia y la precisión para poder dar luz a las acciones sostenibles.  

En este sentido, es esencial para nuestro trabajo promover el buen gobierno corporativo, esto es, seguir con rigor todos los procesos de divulgación y transparencia para proveer a reguladores, accionistas y al público en general de la información más precisa acerca de los aspectos financieros, operacionales y de otros aspectos de la compañía, incluyendo una definición más exacta del rendimiento ESG. 

Hemos desarrollado una herramienta de gobierno corporativo que ayude a establecer objetivos de impacto ESG para los empleados en lo que respecta a la estrategia de sostenibilidad de la empresa. Mediante nuestra tecnología somos capaces de activar y trazar el impacto de los empleados ayudando a crear mayor involucraciónmejores métricas ESGvalor reputacional y un impacto positivo para el planeta y la sociedad. 

Si te interesa saber más sobre cómo hacemos esto posible de una forma social y de impacto, haz clic aquí