La conducta y actitud del estudiante es fundamental para el éxito del proceso de aprendizaje. Sin duda, las técnicas de motivación escolar contribuyen a desarrollar las capacidades del estudiante y a superar los límites que tenga.

Por ello, es de vital importancia que lxs docentes y lxs profesionales que formen parte del Sistema Educativo sepan mantener motivados a lxs estudiantes. Es la única manera de que estos estudien para aprender y no para obtener determinada calificación. Sin embargo, conseguir mantener motivadxs a lxs estudiantes, sobre todo a lxs más jóvenes. Es ciertamente complicado, por lo que hay que poner todos los recursos de que se dispongan al servicio de esta meta.

Importancia de la motivación en el aprendizaje

La motivación es el estado interno que impulsa e invita a una persona a llevar a cabo una conducta determinada y a mantenerla en el tiempo con el objetivo de alcanzar las metas que se hubiera propuesto. En definitiva, la motivación es la energía que nos empuja a realizar determinadas tareas, incluso aquellas que no nos encantan o que suponen un gran esfuerzo, en pro de un objetivo concreto.

Existen dos tipos de motivaciones igualmente importantes para el éxito del proceso de aprendizaje.

  • Motivación extrínseca: es la que depende de factores externos, de forma que las tareas se realizan para conseguir una recompensa o evitar un castigo.
  • Motivación intrínseca: es la condicionada por el beneficio personal y la propia satisfacción que se consigue al realizar una determinada tarea.

Sin duda, la motivación es el elemento que marca la diferencia entre el adecuado y el inadecuado desarrollo académico, pues tiene una influencia fundamental en la predisposición a aprender de lxs estudiantes. Además, la implicación en el proceso de aprendizaje de una persona es directamente proporcional a su motivación. En otras palabras, cuanto más motivada esté una persona, mayor dedicación y atención prestará a sus tareas, lo que redundará de forma muy positiva en los resultados de las mismas, consiguiendo sus objetivos con mayor facilidad.

Asimismo, la motivación permite superar los obstáculos que se presenten y las limitaciones con las que cuenta una persona durante su aprendizaje, así como el desarrollo de sus habilidades y capacidades.

Estrategias motivadoras para el aprendizaje

Sin duda, lo mejor es fomentar en lxs alumnxs y estudiantes la motivación intrínseca, promoviendo que realicen las tareas que han de llevar a cabo por interés y voluntad propia, y no solo para conseguir una determinada calificación o evitar determinadas consecuencias negativas.

En cualquier caso, es fundamental que lxs profesionales y docentes lleven a cabo determinadas estrategias para lograr que lxs alumnxs estén motivadxs y que el proceso de aprendizaje sea el mejor posible. Algunas de estas estrategias motivadoras son las siguientes:

  • Conoce a lxs estudiantes: para que lxs alumnxs se sientan parte del proceso educativo es primordial hacerlxs partícipes, conocerlos y hacerlxs ver son importantes en el proceso. La presentación inicial es necesaria para conectar con lxs estudiantes y conseguir que estxs muestren interés.
  • Demostración de entusiasmo: la actitud es un reflejo del liderazgo, por lo que es fundamental que lxs docentes tengan la actitud correcta para lograr en sus estudiantes la mejor actitud.
  • Dedicación de tiempo a cada alumnx: cada alumnx tiene unas necesidades y unas competencias diferentes a las del resto. Por ello, es importante que lxs docentes se impliquen con cada uno de ellxs y atiendan, en la medida de lo posible, las necesidades de cada unx de ellxs, apoyando su proceso de aprendizaje e informándole sobre su proceso de forma individual.
  • Mejor optar por clases prácticas: en las clases prácticas lxs alumnxs pueden participar de forma activa, se puede generar debate y es más fácil poner en práctica lo aprendido. Sin duda, mantener un rol proactivo es una gran idea para favorecer el aprendizaje y la motivación.
  • Planteamiento de pequeños objetivos o pequeñas metas: para conseguir un objetivo mayor, lo mejor es dividirlo en pequeñas metas que sean fáciles de conseguir. De esta forma, se mantendrá con mucha más facilidad la motivación de lxs estudiantes, ya que la consecución de una meta pequeña lxs impulsará a conseguir la siguiente, y así hasta conseguir el objetivo último.
  • Promoción del trabajo en equipo: el trabajo en grupo tiende a motivar a lxs estudiantes, ya que les permite compartir su proceso de aprendizaje con amigxs y compañerxs y poner en común experiencias y conocimientos.
  • Adecuado reconocimiento de lxs estudiantes: reconocer el esfuerzo de lxs estudiantes es fundamental para mantenerlxs motivadxs. Así pues, es necesario felicitar a lxs alumnxs por sus logros y mostrar emoción por la consecución de los mismos.

La educación como objetivo de desarrollo

La educación constituye el Objetivo 4 dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS), siendo un pilar fundamental para el desarrollo de las poblaciones. Conseguir una educación de calidad es, sin duda, un verdadero reto, sobre todo si tenemos en cuenta que alrededor de 260 millones de niñxs de todo el mundo no están escolarizadxs. En cualquier caso, para garantizar una educación de calidad y un adecuado proceso de aprendizaje, la motivación es de vital importancia. Por ello, existen aplicaciones que ayudan y facilitan la consecución de estos objetivos.