La responsabilidad de hacer cambios reales ante la crisis medioambiental, recae en cada uno de nosotros y en todas las actividades profesionales, incluyendo la inversión. Aquí es donde los Criterios ESG y las inversiones socialmente responsables adquieren su importancia.

Alineadas a esta responsabilidad, las empresas cada vez más incorporan las siglas ESG en inglés de ‘environmental, social and governance’ a su lenguaje. Pero ¿a qué se refiere cada una de las letras?

  • E de Environmental abarca el efecto directo o indirecto que la actividad de las empresas tienen en el medioambiente.
  • S de Social incluye el impacto que una determinada empresa tiene en su entorno social, en la comunidad.
  • G de Governance considera el impacto que tienen los propios accionistas y la administración, y se basa en cuestiones como la estructura de los consejos de administración, los derechos de los accionistas o la transparencia, entre otros.

¿Qué son y para qué sirven los criterios ESG?

Los criterios ESG se refieren a factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo que se tienen en cuenta a la hora de invertir en una empresa. Es clave para las empresas actuar en función de ellos, ya que el peso que tienen estos criterios para los inversores a la hora de invertir es decisivo y determinante. Hablamos entonces de inversión socialmente responsable (ISR).

¿Qué significa ISR?

La inversión socialmente responsable (ISR) se enfoca en analizar variables más allá de las financieras. Es una filosofía de inversión que integra los criterios ESG en el proceso de estudio, análisis y selección de valores de una cartera de inversión, teniendo en cuenta no solo en el presente, sino también en el futuro.

Incorporando los criterios ESG, las empresas logran una mayor rentabilidad y compromiso con la sociedad.

¿Por qué los criterios ESG son tan relevantes para los inversores?

En los últimos años, el interés por el medioambiente y cuestiones sociales de los inversores ha ido incrementando progresivamente.

Además, teniendo en cuenta que el cumplimiento de la amplia lista de reglamentos relativos al cambio climático y otros objetivos son una obligación. Los inversores institucionales exigen que se tengan en cuenta las consideraciones relativas a ESG en el proceso de inversión y destacan la importancia de disponer de datos homogéneos entre entidades en torno a la sostenibilidad,  para ser capaces de comparar y evaluar las empresas en las que invierten.

Los inversores también están tratando de minimizar el riesgo reputacional.
Inversiones Socialmente Responsables
Para saber más sobre cómo rentabilizar tu estrategia de RSC, consulta nuestra Guía Rentabilidad de la RSC

Considerando estos criterios

La ampliación de la cobertura de los datos sobre ESG está ayudando a generalizar rápidamente su integración y adopción entre los profesionales.

En DoGood, te ayudamos a mejorar tus métricas ESG y los Estados de Información No Financiera a través de tus equipos, de forma innovadora, medible y divertida.

Si te interesa saber más sobre cómo hacemos esto posible de una forma social y de impacto, haz clic aquí.